Sin categoría

31 de octubre en contra de Halloween

31 de octubre, fecha clave para historias y ocurrencias divertidas, pero poco toleradas por otros.

Soy una completa enemiga de de “Halloween”, pero como ya muchos forman parte de estas fiestas solo me queda observar de lejos los acontecimientos que se dan en estas rutinas paganas.

No es que este contra de quienes practican el “disfrazarse” o algo por el estilo, pero bueno les comento acá:

1385451_880937648585326_4521101339228891671_nEl 31 de octubre de cada año, el Ecuador celebra el Día del Escudo Nacional, recordando la aprobación del Congreso Nacional el 31 de octubre de 1900 y su adopción oficial como símbolo patrio; el escudo ecuatoriano refleja la riqueza de nuestro suelo, la grandiosidad de nuestros volcanes y nuestros ríos y la fortaleza de nuestras fuerzas armadas.

Gratificante es cuando recuerdan acá ese día, ya que aunque lo recuerdan están comprometidos con las copias de otros países.

Está bien a quién le agrade, solo expreso abiertamente que no me agrada que esa fiesta sea practicada.

Indica la historia que:

Halloween es una fiesta que se celebra en gran parte del mundo occidental, sobre todo en los paises anglosajones, la noche del 31 de octubre, víspera del Día de Todos Los Santos (1 de noviembre). Sus orígenes se remontan a los celtas, y la fiesta fue exportada a los Estados Unidos por los emigrantes irlandeses en el siglo XIX, más o menos por 1846. Debido al imperialismo cultural de los Estados Unidos en el resto del mundo ejercido a través del MARKETING de sus empresas multinacionales y de las películas de Hollywood, Halloween se ha popularizado también en otros países pese a que mucha gente la sigue considerando una fiesta estadounidense sobre todo donde se tiene más costumbres arraigadas para este mismo día.

La historia del Halloween se remonta a más de 2.500 años, cuando el año celta terminaba al final del verano, el preciso día 31 de octubre de nuestro calendario. El ganado era rejuntado de los prados en los establos. Ese último día, se suponía que los espíritus podían SALIR de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, los poblados celtas ensuciaban las casas y las “decoraban” con huesos, calaveras y demás cosas desagradables para que los muertos pasaran de largo asustados y así evitar ser desposeídos de sus cuerpos por los espíritus de los muertos. De ahí viene la tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos. Como también los disfraces. Una fiesta asociada a la venida de los dioses paganos a la vida.

Símbolos
Halloween es una fiesta basada en el miedo, la muerte, los muertos vivientes, la magia negra y los monstruos místicos.

Los “personajes” que se suelen asociar a Halloween incluyen a los fantasmas, las brujas, los gatos negros, los trasgos, los banshees, los zombis y los demonios, así como ciertas figuras literarias como Drácula y el monstruo de Frankenstein.

Los celtas solían disfrazarse con pieles de animales el 31 de octubre y así no ser descubiertos por los espíritus que, según ellos, esa noche recobraban vida. De ahí la costumbre actual de disfrazarse ese día.

Los colores tradicionales de Halloween son el negro de la noche y el naranja de las primeras luces del día. Los símbolos de Halloween también incluyen elementos otoñales como las calabazas y los espantapájaros.

La celebración del día de Halloween ha sido integrada a nuestra cultura casi desplazando los ancestrales ritos del Día de Muertos, sin embargo pocos sabemos de dónde o cuándo surge este conjunto de actividades que se realizan en la macabra noche del 31 de octubre.

¿Cómo empezo Halloween?
Hace alguno miles de años, los Celtas estaban en lo que ahora conocemos como la Gran Bretaña y Francia, y celebraban el año nuevo el 1 de noviembre, o sea que empezaban con el asunto desde el 31 de octubre en la noche. Grandes fogatas se encendían; caballos y, algunas veces, hasta humanos eran sacrificados para ahuyentar a las brujas y a los espíritus malignos; pues resulta que en la costumbre Celta los muertos volvían , en la noche de Samhain, a pedir alimentos a los asustados pueblerinos a quienes maldecían y hacían víctimas de sus conjuros si no accedían a sus peticiones (o me das o te hago una travesura, que es la traducción de “Trick or Treat”).

Llegan los Romanos

Desde Italia, tomando los dominios Celtas, llegaron los Romanos. Pueblo poco intelectual pero muy pachanguero, que ya tenía ocupado los últimos días de octubre y principios de noviembre con festividades que llamaban “Las Fiestas de Pomona”, dedicadas a la diosa de los árboles frutales (era algo así como la vendimia o celebración de la cosecha) y no podían permitir que este pueblo “bárbaro” las ignorara, por lo que se les ocurrió adaptar la costumbre de los dominados a las suyas, confundirlos y luego decir que ya ellos las tenían desde antes. ¡Se mezclaron frutas con brujas y malos espiritus! Las manzanas eran muy populares y pronto fueron parte de las celebraciones.

LA IGLESIA PONE ORDEN

Cuando A.C. se convirtió en D.C. y el cristianismo se propagó, los sacerdotes vieron con desagrado que todavía quedaban algunos testarudos que adoraban a Samhain o a Pomona. Tenían que buscar una manera inteligente de darle gusto a todos; y así fue como se les ocurrió convertir la festividad en cristiana. Ya de por sí traían un problemón con el calendario que les había sido insuficiente para darle un día a todos los santos; entonces, qué mejor que dedicarle un solo día a todos los santos menores. Así pues se instituye el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, que en Inglaterra (donde existía el problema) se denominó (traduciendo literalmente) como “All Hallows’ Day”, y a la noche anterior se le llamó “All Hallows’ Eve”. Con las ya conocidas contracciones tan acostumbradas en el Inglés, esto pasó a ser “All Hallows’ Eve” y finalmente “Halloween”.

SE ACLARAN DETALLES

Por los tiempos de la Edad Media, algunos bandoleros se aprovecharon de estas creencias y, después de cometer sus fechorías, iban con el chisme de que los espíritus eran los culpables (quienes, por supuesto, nunca estaban presentes para desmentirlos). Estos truhanes se disfrazaban para parecer diablos y espantos y hacer más creible su cuento, ¡De aquí la costumbre de los disfraces! Algunos años después esta festividad llega a los Estados Unidos, traída por los pioneros, y es aceptada como una tradición, integrando todos los detalles antes mencionados. Era una fiesta católica de pequeños grupos de fieles, que se popularizó enormemente con la llegada de los Irlandeses alrededor de 1840. Fueron ellos quienes le anadieron la “Jack-o-lantern” (la calabaza hueca con una vela adentro), ya que tenían una leyenda de un Jack (Juan) a quien le prohibieron la entrada al Cielo y también al Infierno (nadie lo aguantaba) y se paseaba con una linterna, que era un repollo hueco con un carbón ardiente adentro (¡Que le había dado el mismísimo Diablo!), buscando la manera de ingresar a alguno de los dos clubes. Los gringos fueron más prácticos y en vez de repollo usan una calabaza que es más fácil de ahuecar.

La fiesta sin embargo no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La internacionalización de Halloween se produjo en los años 80 gracias a las series de televisión. Éxitos de la pequeña pantalla como “Roseanne” comenzaron a dedicar un capítulo cada año a Halloween hasta convertir la calabaza sonriente en una imagen tan conocida como la Coca-Cola. Hoy en día Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidenense y canadiense.

Muchos toman las cosas a  la ligera, cuando pregunto “¿A qué se debe Halloween”?

Nadie me responde con exactitud aunque sea algo de la historia, y toman todo por tradición viendo lo más sencillo y ni siquiera por un segundo busca el trasfondo d esos sucesos que ahora practican con tanto interés.

Actualmente hay muchas historias basadas por el 31 de octubre…

Bueno Sin más que decir, solo espero que averigüen más lo que practican (quienes lo hagan)

Y bueno ¿Qué opinan?

DISEÑO

Anuncios

5 comentarios en “31 de octubre en contra de Halloween”

  1. A mí no me parece ni bien ni mal. Que la gente se lo pase bien sin dañar a nadie siempre resulta positivo. Lo que ocurre es que el 31 de octubre y, sobre todo el 1 de noviembre, festividad de Todos los santos, siempre fueron días para recordar a los difuntos. Eran días de solemnidad, reflexión sobre la muerte, recapitulación de la vida y de algún modo, renovación. Y sobre todo momentos para estar reunidos en familia.

    Halloween lo que ha hecho es tintarlo todo de frivolidad y superficialidad. Por si el resto del año no fuera ya bastante superficial. La noche de Halloween que es víspera de los santos y de cementerios, ¿qué celebra la gente? ¿Que se murió su abuela? Y al día siguiente, ¿van a ir a rendir recuerdo a sus familiares difuntos con la resaca y después de acostarse a las tantas? No. Simplemente veo esto, como otras costumbres, con resignación.

    Muy buen post, Annette, un saludo.

    Le gusta a 2 personas

  2. Mi querida Annette, muy buen post, estoy de acuerdo contigo en estar en desacuerdo que se celebre Halloween en países donde hay otras tradiciones propia, como el Día de Muertos en México.

    De acuerdo con José Cervera de ¿qué se celebra en Halloween?

    Por otro lado, andaba investigando sobre los orígenes de esa festividad para hacer uno o dos posts y tú me diste datos que no he encontrado en otra parte ¡gracias!

    Te mando un abrazo de luz y apapachos.

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s