Un espacio de mis locuras

¿Cuál fue tu primera palabra? Acaso ¿Mamá? – Annette C.M

El amor de una madre sobrepasa límites y eso es lo que nos hace creer en el amor verdadero.

¿Cuál fue tu primera palabra? Acaso ¿Mamá?

Mi primera palabra fue Mamá, así como Mora, mis primeros dolores es probable que hayan sido de una infección de estómago o de una ingesta de comida (simplemente leche)

A la final mi primer sentimiento fue de amor puro, sincero, la verdad desde que nací conocí el amor, y pues ¿Quién no?

MAMAMe visualice con la idea firme de una protectora que siempre este junto a mi ¿a todos les pasa, no?

Mi madre es genial, es más las madres  — ¡Son geniales! —

La calidez de su amor es indescriptible, la suavidad de sus labios, de sus caricias, es mi hogar, el que necesito siempre para refugiarme de mis miedos.

Su ternura es más rica que la miel, más dulce que la azúcar, es realmente intensa.

Madre amada, sé que siempre estas pendiente de mis pasos, de mis sueños, de mis metas y de mis planes. Eres el ángel que Dios envió a este tierra para que vele por mi ¿Qué haría yo sin ti?

Contigo hasta los días más imperfectos se tornan amaneceres de plenitud, déjame dedicarte mi vida cuando tus días venideros se tornen cansados.

Déjame alegrarte con mis triunfos, después de tantos sacrificios, lo mereces todo ¿lo sabias?

Si no fueras human, diría que eres perfecta e inmortal, así enfermes o estés mal, usted siempre aparenta estar bien.

Disculpa mis errores y gracias por apoyarme en mis decisiones, no sé realmente que haría sin tu guía.

Tal vez no seamos los hijos perfectos, pero intentamos estar a tu alcance y es cierto que nos compartamos frecuentemente de manera indebida. Perdona mis berrinches, mis torpezas y mis iras sin sentido.

A veces me desconozco y al reflexionar sé que todo te lo debo a ti. ¡Gracias mi Dios!

La madre que tengo es el mejor regalo que me has podido dar, no imaginas cuanto mi corazón reboza de amor por ella.

Si en ocasiones te animan a no creer en el amor, para mi existe desde que nací, de no ser porque conocí ese amor, el amor por Dios que me inculco, mi vida sería vacía y no me amara ni a mí.

Una y mil veces Gracias, en estas líneas lo que siento por ti no queda plasmado a plenitud, lo que siento no tiene límites. Porque este amor es el que no tiene límites, si el amor por un ángel es así ahora imagina como Dios nos ama.

Me enseñas cada día tanto, no sabes cuánto agradezco eso, has sido mi maestra, mi doctora, mi psicóloga, mi amiga, mi confidente, mi aliada, lo has sido todo ¿Cómo lo has logrado?

¿Es difícil ser madre?

— ¡La verdad te admiro y mucho! — Soy tu seguidora porque eres maravillosa.

Te amo mami, te amo por cómo eres y por como serás.

Has sido la que me ha inculcado miles de cosas pero sobre todo conocer a Dios, gracias por enseñarme la paz con cristo, por enseñarme el mundo de mi Padre Celestial.

Además gracias por involucrarme con las letras, era, soy y seré escritora por ti…

De no ser porque me enseñaste los cuentos, los libros, las fabulas, creo que de no ser por eso, la versión de mi sería diferente.

No me enoja nada de cómo me has formado, soy como debe ser…

Así me aprendí amar y así me has amado siempre.

¿Sabías que por tu voz estoy junto a ti?

Tu voz es la que me da las fuerzas para seguir en pie y luchar cada momento.

Tu voz es la que dice por las mañanas “Despierte mi bebé”

Tu voz es la que me alienta, de no ser porque no escucho esa voz, ya no estaría junto a ti.

En ocasiones siento y percibo que estoy por hermosos campos, corriendo y siendo feliz, no sé si son alucinaciones o sueños, pero cuando estoy allí me siento a plenitud, siento que corro libremente, aunque el camino es largo y jamás llego a la meta, porque en la mitad del camino, escucho tu voz, esa cálida voz que me dice “Ya levanta”

En ese segundo salgo de mi trance y volteo en mis sueños y regreso a ti…

Regreso a ti, porque quiero estar junto a ti…

Esa voz es mágica o es poderosa, algo debe ser, porque solo por esa voz yo logro levantarme.

Así este corriendo lejos, yo regreso a ti… Sé que estas con tus brazos abiertos cada mañana y cada resto del día.

Este amor tuyo es intenso, me reanima, me revive y me anima.

Por este sentimiento aprendí que es necesario dejar un momento el “súper yo” y de vez en cuando escuchar lo que realmente tu ser necesita.

Así que no dudes en abrazar a tu madre aunque estén disgustados, ella es incondicional y lo sabes.

Esto es para mi madre, yo la amo…

¡Yo la amo!

¡Yo la amo!

¡Yo la amo!

¡Gracias Dios!

-Recuerda mamá que todo esto también va por ti…

Anuncios

2 thoughts on “¿Cuál fue tu primera palabra? Acaso ¿Mamá? – Annette C.M”

Deja un comentario ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s