Diaria - Annette C.M

Acuarela

Descubrí que la vida se acaba junto a los sueños.

Que el amor se destroza cuando se mata la confianza.

Que el dolor cesa cuando encuentras armonía.

Nadie es feliz, nadie es triste, estamos llenos de emociones y por lo tanto tenemos una gama de intensas sensaciones dentro de nosotros.

Somos imperfectos tanto como perfectos; somos reales y también irreales; somos poseedores del silencio e invocadores de la soledad.

Somos quien nos adueñamos de nuestras acciones.

Somos los primeros en sentir las melodías que llevamos dentro.

Somos humanos, somos cómo queremos ser.

No te engañes buscando la felicidad, siempre la tenemos, solo que esta se muestra en proporciones pequeñas y cuando no la cuidamos como viene, se va.

El secreto es cuidar de esos momentos para sentirnos felices. Cuando estas proporciones pequeñas se cuidan se hacen grande, todo va de poco a poco —susurra el secreto —.

Somos cobardes a veces, llevando una estúpida melancolía que nos abraza de la manera más vil y estamos prestos a caer en ese refugio frío.

No permitamos eso, si dejamos caer nuestras fuerzas, pronto seremos prisioneros de la agonía. Y esa destruye; amarga la existencia hasta ser mortal.

Vivimos para colorear, sonreír, ayudar, juntar pinturas con alguien más y un sinnúmero de cosas que descubrirás. Somos útiles cada segundo, incluso cuando leas esto y puedas transmitirlo con tus palabras.

Radiantes y brillando día a día, así debemos estar.

Cuando tengas miedo, suspira, así verás que todo estará bien, consuela tu ser con las fuerzas que tengas… Nacimos solos y muchos obstáculos son individuales.

Quizás alguien te juzgue; pero recuerda que eso no debe afectarte, hay cosas que nos enseñan a ser fuertes, forma nuestro carácter… con el tiempo veremos favorables resultados. No te pelees con la vida, las consecuencias vienen después y cuando aprovechaste malgastar tiempo por pelear y patear a la vida, esta se ríe después. Estamos bajo efecto de acción- reacción.

Es una ley de vida, no olvides eso. Si crees que la rebeldía llamará la atención, te equivocas… Solo te matas a ti mismo con tus acciones. A veces es por miedo, falta de cariño o por pensar que somos incomprendidos. La única verdad es que mostramos debilidad ante lo que la vida nos da. Sí, debilidad. ¿Has tenido resultados bueno con la rebeldía?

Y si crees que los has tenido, ¿por cuánto tiempo durará esa chispa de satisfacción?

Oh, y aclaro que la rebeldía no es solo de jóvenes que están en plena etapa de comprender cómo sobrevivir.

Los adultos tienen algo de hermandad llamado orgullo, ¿para qué sirve?

Ser orgulloso no es algo beneficioso, la humildad es hermosa, de no conocerla te invito a saludarla, esa no te inquieta y te deja en un punto de equilibrio para tu vida.

Aparte seamos claros, muchos indican que por ser humildes, abusan los demás. Si formamos nuestro carácter de tal manera que esté marcado ese equilibrio mencionado no existirá ese abuso y predominará el respeto ante todo.

Formarse cada uno también requiere tiempo, incluso cuando nos casamos —de ser así —, conocemos parte de nosotros que no sabíamos.

Aprendemos y conocemos diversas maneras de amar y un amor maravilloso a los hijos.

De no casarse seguimos conociendo nuestra entrega a lo que deseamos con tanta intensidad. Cuando dejamos el mundo es porque hemos cumplido muchos eventos importantes y si nos vamos antes es porque teníamos misiones cortas. Así como lo lees, somos misioneros en la tierra, con dones, con vida, con deberes por cumplir. A veces sabemos de nuestras misiones y a veces no, pero estamos haciendo tantas cosas que a la final es parte de las múltiples misiones que tenemos.

Estamos inmersos en varias cuestiones y cada segundo descubriremos algo más.

Tenemos vida, sentidos, emociones, y hasta enfermedades, quizá eso sea fastidioso; pero demos gracias por todo.

No todo puede ser color rosa, también hay gris, negro, azul, etc. Hay flores bonitas y algunas no resisten su temporada y se las ve poco presentables, pero en tanta diversidad todo es hermoso por existir.

Y es que estamos en cuestión de lo que nos agrada, porque no puedo decir que es cuestión de gustos.

Las personas se mueven por emociones y decir gusto es tan simple que ni llena, esa parte puede quedar en cuestión de perspectiva.

Si amas, vívelo.

Si caes, levanta y sonríe.

Si lloras, luego seca tus lágrimas y sigue.

Si sonríes, comparte esa energía.

Si sabes algo que puede ayudarnos, no lo guardes solo para ti.

Yo tengo algo para ustedes hoy, y fue este pequeño mensaje llamado «Acuarela», por el simple hecho de que estamos entre una gama de emociones; de colores que así como nos da alegrías, también tendremos tristezas.

Por último, recuerden que las mejores cosas tardan en llegar y la espera jamás será en vano…

Un abrazo inmenso, Annette

Anuncios

Deja un comentario ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s