Diaria - Annette C.M

Volviendo a nuestras raíces

¿De dónde eres?

¿Qué valor tenía todo lo que habías visto antes de estar en este punto de tu vida?

¿De dónde vienes? ¿Qué has hecho para mejorar?

¿Las cosas han mejorado… para bien o mal?

Es probable que si leemos o escuchamos lo de volver a las raíces, se nos hagan ideas un tanto contemporáneas… pero más allá de eso, va junto a no menospreciarnos por cómo somos, de dónde somos… a qué venimos; por qué estamos en un rumbo junto a otros.

Centrémonos en el mundo creativo por un segundo… en ese mundo que nos da las emociones más de la esperamos una vez.

Muchos están cerca de la cima, otros recién empezando… otros en plena batalla por no desistir o por seguir.

Estamos en una y otra guerra; peleando por una meta… a veces por una sonrisa, o llevamos el caudal a su ritmo, lo último es lo más pleno, si no lo has llevado… te manera gratuita lo sugiero.

Ahora, volvemos a nuestras raíces cuando volvemos a creer en nosotros, porque si no lo hacemos nosotros, nadie más lo hará… nadie más.

Lo que mandamos a los demás, es lo que tenemos… no va ahí al apariencia, va nuestra esencia.

Va ahí lo que somos, más no lo que dicen ser…

Cuando estemos cerca de tocar fondo, que generalmente como humanos nos dejamos debilitar un poco por las situaciones del día a día, cuando eso suceda… mejor medita, piensa … qué quería yo para iniciar esto, cuál era la meta, por qué inicié, qué quería, cuál era mi sueño.

Luego recoge tus creencias, sea cual sea, tus ideales y convicciones, llénate de esa energía que solo a ti… solo a ti, te ayudará.

Recordemos que todos somos capaces de equivocarnos y así mismo remediarlo, todos somos capaces de llorar y así también de reír.

Somos capaces de soñar y de abandonar sueños; peros si eso sucede… recordemos por qué estaba ese sueño en nosotros, qué objetivo tenía.

Quizá… no todos los cumpliremos, si miramos unos años atrás es probable que nuestro niño del pasado esté decepcionado de nosotros por el rumbo que llevamos actualmente; pero también ese niño tuvo que crecer y si algo no olvidará, será principalmente saber quién es, y no dejar que nadie lo cambie… debe ser como cree que debe ser y solo uno sabrá cómo definir lo que es correcto.

***

Hola,tulipanes… ¿tulipanes?

Sí, qué manía la mía de llamar a un grupo de lectores así…

Pude hacer la reflexión… muy sugerida.

¡Para los que escriben!

Además… días atrás agarré el móvil y dije…¡Vamos que hay que aprovechar más medios!

Pero… esa reflexión es para quienes escriben…

Y así quedó…

¡Apapachos!

Dios los bendiga… sonríe siempre ❤

Los quiere,Annette 🙂

anne

Anuncios

5 thoughts on “Volviendo a nuestras raíces”

Deja un comentario ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s