Diaria - Annette C.M

No dejes de columpiarte

La única forma de columpiarnos es moviéndonos, estando activos y esforzándonos para que se pueda mover más fuerte, y cada que empujamos más fuerte, la adrenalina sube más, somos más felices y a veces sentimos volar.

Cuando somos pequeños nos empujan, nos ayudan a conseguirlo, pero a medida que crecemos lo hacemos solos.

Así mismo en la vida, cuando somos pequeños nos dan empujones para que logramos lo que queremos o en lo que nos encaprichamos, ya de grandes pareciera que con ciertas cosas nos da miedo columpiarnos fuertes, por miedo a caernos,a que seamos muy grandes para el columpio, o simplemente queremos hacerlo pero nos desmotiva.

Hay que volver a columpiarnos con la misma emoción de chicos, ¿quién te ha dicho que no puedes algo?

Si tú te lo dices, no podrás.

Si te dices que puedes, lo conseguirás.

Lo conseguirás.

Yo creo en ti, ahora ti cree que lograrás lo que deseas.

 

 

photo-1427477321886-abc24e8ce923.jpg

Quienes son nuevos y no lo sepan, yo soy Cristiana.

Y con el tiempo también he aprendido que cuando creo no poder columpiarme Dios me da ese empujón y me recargo de su amor, de su fuerza y de la energía o voluntad que me falta.

 

No dejes de columpiarte.

Te animo  a seguir luchando por eso que tanto anhela tu corazón.

 

Los quiere, Annette.

Apapachos y sonrían siempre.

 

 

Anuncios

7 comentarios en “No dejes de columpiarte”

Deja un comentario ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s