Sin categoría, Vivencias periodísticas

La política como mala palabra

Por: Annette Caicedo Mora

 

“Político es todo .Si la educación es para todos es del pueblo y si es del pueblo es política”, afirma el Presidente del CECSEA, en una entrevista exclusiva nos cuenta cómo debería actuar la comunidad educativa.

 

En una gran ola de gente, y tiempos agitados de las campañas de elecciones se encuentra Julian. Su rostro expresa alegría y ansiedad , emociones que le dejan la vida de militancia.Mientras sujeta un cigarrillo, toma su mejor postura y manifiesta que está listo para responder lo que sea necesario. Él nos cuenta un poco sobre los centros de estudiantes y los obstáculos que hay en la comunidad educativa.

 

¿Cuál es la misión y visión de los centros de estudiantes?

 

Creo que la única misión y visión que tienen es velar por los derechos de los estudiantes, punto. No, no hay más que eso. Si bien hay una ideología política detrás, lo primordial, por lo que deben velar es por el derecho como estudiantes.


¿Por qué el centro de estudiantes no tiene un buzón de quejas y sugerencias?

 

No lo tiene como una cuestión física, pero sí existen los canales por redes sociales, además están las personas en el centro y las agrupaciones, entonces no existe un lugar físicamente, pero sí existe mucha apropiación a la hora de decir que los estudiantes participen, se involucren y lleven quejas, dudas y sugerencias.

 

¿Por qué el centro no se interesa en quienes abandonan las carreras?

 

Porque es muy difícil tener un sondeo de quienes abandonan. Para la universidad es difícil, y eso que ellos tienen acceso a la base de datos, para nosotros es complejo porque esa información es confidencial. Después, de quienes sabemos y tenemos contacto, intentamos dar una mano, de ver de qué manera acomodamos de lo que está en nuestras posibilidades, si bien nosotros nos organizamos y deseamos mejorar el sistema de gestión de la universidad, tampoco es nuestra responsabilidad directa. La universidad debería velar efectivamente por esa gente.

 

¿Cuánto logra compenetrarse con la comunidad estudiantil los centros de estudiantes?


Entendemos que no se llega siempre a todo el mundo, por una cuestión lógica de que hay muchos estudiantes y quienes estamos en la conducción o en el centro de estudiantes no siempre son todos, pero si se busca llegar a la mayoría porque las propuestas se arman con estudiantes de las distintas carreras para un mejoramiento de las mismas.

 

¿Cuál es el principal obstáculo?


Cierta idea de que la política es mala palabra, de que todo lo que político es corrupto, de que todo lo que es político es malo. Corrupción es lo que hace un empresario, lo que hace un banquero. La política no es una mala palabra, segundo: los tiempos y tercero: la lógica excluyente que se le da a la juventud, la posibilidad de transformar.  Siempre se habla que la juventud es el futuro, pero nunca se habla que también somos el presente.

 

¿Qué aporte le hace la juventud a la política en las universidades?


El Che Guevara  decía que: La juventud que no crea es una anomalía realmente.

La juventud tiene en su propia naturaleza un motor de transformar las cosas, de tomarlas como propias y transformarlas. De no aceptar las cosas como están establecidas. La juventud pregunta, es como un chico, porque lo pregunta todo, tiene muchos porqués, entonces no se conforma, siempre quiere un poco más. El joven siempre busca el límite, esa es la juventud.

 

¿Qué opinas cuando dicen “En la Universidad se viene a estudiar, no para hacer política”?

 

Hay que ser muy salame para creer eso.

Si vos no querés venir a hacer política a la Universidad, directamente no tenés que venir. Porque política es todo lo que es del pueblo como te mencioné anteriormente. Si vos no querés hacer política, no puedes ir a la Universidad, de hecho no puedes salir a la vida. De hecho no puedes hacer nada.

 

¿Qué consejo o recomendación darías a la juventud que no está involucrada con la política en las universidades?

 

Que lo haga. Bertolt Brecht decía que: El peor analfabeto es el analfabeto político, porque él no habla, no opina de la política, porque cree que esta es mala, pero él no sabe que de su ignorancia política surgen todos los males de la sociedad. Surge la prostituta, el precio del pan. De no involucrarnos en la política surge lo que hoy nos molesta. Si fuéramos todos pidiendo que aumente el presupuesto de las universidades, no tendríamos este problema, porque nosotros somos más de los que gobiernan y no nos damos cuenta a veces. Porque nos hacen creer que lo mejor es delegar nuestro voto y lo mejor es dejarles la tarea a otros.

 

                                 MINIBIO

 

   JULIAN ALEJANDRO, ARBIOS

 


Nacido en Quilmes el 30 de julio, 1993.
Vive en Sarandí.

Actual Presidente del CECSEA

(Centro de estudiantes de ciencias

sociales y economía)

Activo militante de Hagamos lo imposible.

Estudiante del profesorado en ciencias sociales.

Miembro del centro cultural Glayzer y

de UNQUILOMBO.

 

Anuncios

Deja un comentario ♥

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s