Diaria - Annette C.M, PoemasyFrases

Aquí sobreviviendo

Me abrazan los recuerdos, y

me revuelcan como las olas

en los buenos días que jugábamos,

entre la arena, en la playa,

bajo el sol.

Me revuelcan las risas que hay en

la memoria, de esos días

cuando cantabas que la araña me

picaría, en esos días que solo

las velas se movían.

Me revuelca el dolor cuando

te pienso,

cuando te vuelvo a llorar

enrollada en mi cama.

Cuando te lloro una vez ,

con el miedo de no llorarte más.

Te lloro, te lloro mares.

Te lloro mientras apareces

en mis sueños,

cuando intento armar ese

rompecabezas inconcluso.

Te lloro con miedo de no

llorarte más, porque

sé que te he llorado tanto.

Me abraza el silencio,

tu recuerdo.

Me atan tus sonrisas

en la memoria.

Y te lloro una vez más.

Me revuelca tu recuerdo,

y me parece ver tu carita pintada

entre la gente.

Te recuerdo en cada frase que digo,

y te lloro.

Te lloro deseando que sea mentira,

te lloro porque no tendré

dónde preguntar por ti.

Ya no hay más de ti…

Me revuelca tu recuerdo,

Y ahora mismo te sigo llorando,

deseando que estés vivo.

Te lloro y recuerdo que decías

que lo que no te mata te hace más fuerte,

Y la fortaleza se te acabó.

Te lloro una vez más por lo que hiciste,

te lloro porque no conozco otra forma

de tenerte presente.

Te lloro y te recuerdo diciendo

que estás sobreviviendo,

Y ahora no estás, y te lloro.

Te lloro, viejo.

Me revuelcan tus recuerdos,

 y mi corazón se revuelca contigo

en la distancia que ya no conozco.

Ya no sé dónde encontrarte,

solo llorándote.

Y te lloro para tenerte.

Viejo, cuídate.

Pórtate bien.

Y perdón por llorarte tanto,

y romperme cada día.

Hoy solo sé llorarte y atarme

a tu recuerdo.

Atarme a los buenos y malos

días que ya no están.

Atarme a tus frases,

atarme a tu recuerdo.

Aunque…

No me revuelca tu recuerdo,

yo me ato a él, aferrándome a tenerte.

¡Hola!

Escribí esto pensando en los recuerdos que me arrastran a pensar en papá, después de su partida.

Pensaba estos días qué curiosa es la mente humana que te atrae recuerdos o tú los atraes. Incluso pensaba que si bien duele, y todo este episodio me causa dolor, es un dolor distinto, como si de un dolor masoquista se tratara.

En fin, espero que estén bien.

Besos y abrazos.

Annette,

Anuncios
Conóceme un poco. - Annette C.M, Diaria - Annette C.M

He vuelto en pedazos

Hola, ¿se acuerdan de mí?

Soy Annette, un poco rota escribiendo estas líneas.

Puedo decir que no estoy bien del todo.

Ha sido un año duro, un inicio con muchas pruebas y dolor.

Y en resumen todo ha sido un remolino: me mudé lejos y dejamos muchas historias en la antigua casa. Pero también en el camino dimos en adopción a nuestro perro porque por más que lo intentamos fue difícil alquilar un lugar que nos acepten con perro, con las justas nos dejaron con la gata. Fue horrible, difícil decidir, pero estábamos en un momento entre la espada y la pared. Y lo lloramos mares, lloramos tener que decidir.  Ahora sabemos que está con una familia que tiene casa propia y corretea en su inmenso patio. Cuervo precioso, te echamos de menos.

Después cuando el dolor parecía irse, me enteré que mi padre murió. Sigo llorando mares.

Sigo llorándolo y sigo preguntándome por qué ha sido un inicio así. Y lloro, me duele.

Y me pregunto a diario cuánto tiempo tomará el duelo. Estoy ida todavía, sin creérmelo, sin querer aceptarlo del todo.

Tengo los pedacitos de mi corazón destrozados y solo espero el día de la calma. Pero el duelo se lleva una parte de ti, los recuerdos se vuelcan sobre ti como si un huracán te revolcara.

Ha dolido.

Y duele.

La universidad está siendo difícil de lidiarla, cuando se tiene la cabeza en cualquier lado es más difícil.

Pero aquí estamos, aprendiendo a vivir el duelo.

Aprendiendo a vivir con los recuerdos que te arrastran al llanto.

Aprendiendo a levantar una vez más.

Aprendiendo a que si duele, debe dejarse doler…

Que si hay que llorar, se debe llorar.

Aprendiendo que hay muchas etapas en la vida, y estoy en una de ellas.

Aprendiendo que hay años llenos de luz y otros llenos de pruebas.

Estoy aquí aprendiendo a llevar el dolor y dejando que duela, pero hay días que duele mucho más.

Y aquí estoy, volviendo para decirles que sea cual sea la etapa que estés pasando, la lleves con paciencia. Sé paciente, intenta despejar de a poco, no desesperes.

No te presiones por sonreír, date tu tiempo. Conéctate contigo.

Aprende a dejar que duela, y levanta una vez  más.

Y si tienes un consejo para mí o una palabra de ánimo, es más que bienvenida.

Gracias por estar aquí, y por quedarte y por volver cada que vuelvo.

Con cariño una Annette un poco triste.

Apapachos ❤

Diaria - Annette C.M, Obras de Annette C.M

AIXALAG

AIXALAG

people walking near trees covered by snow at daytimeCuenta la leyenda que en Aixalag cada último día del mes pasan cosas inesperadas. Cosas que solo pueden ocurrir en la imaginación de los niños. Cosas que aunque no se quiera decir están fuera del alcance de los adultos o de esas mentes que no son curiosas. Un día normal en Aixalag todo es lleno de nieve, colores y niños felices que ni siquiera el frío les condena a quedarse en casa, pero cada fin de mes el panorama cambia, cada niño está quieto esperando que lo mínimo esté por cobrar vida. Charlotte tenía por costumbre marcar en su calendario cada día, era un veintisiete de diciembre y su pueblito vestía de blanco, las casas y negocios aledaños estaban llenos de luces destellantes, los niños se cubrían con bufandas de surtidos colores que alegraba la vista, los arboles cubiertos de nieve parecía que te contarían sus pesares de cargar con tanta nieve, el paisaje era muy silencioso y Charlotte en sus doce años de vida siempre notó una nostalgia en tanta alegría. Aixalag era un lugar en el que solo podías entrar con una invitación y recomendaciones previas, resultaba muy osado recibir turistas que no respeten los últimos días de cada mes. Días en los que no se trabajaba, no se iba a la escuela, ni siquiera se jugaba. Esos días eran perfectos para apreciar el lugar donde vivías, Asher, el abuelo de Charlotte, aprovechaba esos días para sentarse en su mecedora fuera de casa, y ver el vecindario, incluso había días en los que le contaba a Charlotte la primera vez que pudo escuchar a un árbol y ayudarlo en un mal día. Con mucha nostalgia contaba también cuando murió Flippo en una víspera de navidad. Le decía que no pudo darle un último abrazo para que sepa que nunca estuvo solo. Asher navegó en sus recuerdos y recordó la primera vez que conoció a Flippo, el último día de septiembre, por la tarde, mientras salió llorando porque sus padres le negaron tener un gatito, ese día se recostó bajo las raíces de Flippo, observó cada rama llena de nieve, y cómo caían al piso por el peso, además el maltrato a su tronco que este poseía, secando sus lágrimas en ese momento decidió quitar un poco de nieve y darle un mejor aspecto a Flippo, que este sin dudarlo le agradeció y Asher se desconcertó , acto seguido ese vejo pino abrió de su tronco unas pequeñas ranuras y le obsequió una sonrisa. Desde ese día el abuelo no fue el mismo, esperaba con ansias cada fin de mes para conversar con Flippo, pero nunca imaginó que atravesar los límites de la calma podría traerle problemas.  Aixalag tenía hectáreas de pinos y de historias, una de ellas era que cada cierto tiempo alguno podría ser tu amigo, pero era más considerada una leyenda. Nadie creía en eso, excepto Asher y nadie sabía los riesgos excepto él. Sigue leyendo “AIXALAG”

Conóceme un poco. - Annette C.M, Diaria - Annette C.M, Sin categoría

Autobiografía

(Quiero compartirles esta autobiografía que hice para mi clase de escritura. Pensé que no podría escribir algo de ese estilo y creo que no resultó tan mal)

38698748_709418502725429_8684199413226143744_nMi nombre es Annette Analí Caicedo Mora, nací una tarde fría de agosto de 1996, en Guayaquil, Ecuador.

A pesar de no tener tantos años encima, siempre hago alusión a una vejez que para muchos no poseo, por lo tanto piensan que es una  forma exagerada de ver las cosas, pero siempre sentí los años pasar muy deprisa sobre mí, creo también que mi infancia fue como una entropía; sin embargo los recuerdos me gritan mejores momentos. Resido hace casi dos años en  Buenos Aires, Argentina con mi esposo y dos mascotas, viviendo un día a la vez para que todo lo construido se intensifique cada segundo. Sigue leyendo “Autobiografía”

Diaria - Annette C.M

Siempre vuelvo

a06dc1c0923c7db99672fabf80c44387Es aquí donde siempre termino volviendo, como si esto no fuera un blog, sino una parte de mí.

Es aquí donde alguna vez regreso, y es donde tengo la mente siempre, porque si bien sé que estoy ocupado no me olvido de regresar a casa.

Y es aquí donde con mucha ilusión di muchos pasos y donde quiero seguir dándolos, aunque esté viejita, nadie sepa quien soy, y aunque pasen los años.

Aquí quiero estar cuando los años pasen con prisa, con una taza de café, contándoles cómo me va, qué siento, qué seguiré haciendo.

Porque es lo que le da vida esto. Un blog de emociones del día y hay tanto que me estoy guardando.

Sepan que…siempre vuelvo.

Hasta mientras cuéntame,

¿cómo estás?

 

 

 

Los quiere,

Annette

5d722p

 

 

Conóceme un poco. - Annette C.M, Diaria - Annette C.M

4 años y contando

Hola,¿cómo están?

Espero que bien,hoy quería compartir con ustedes estos cuatro años en el blog, he tenido días en idas y vueltas, no he tenido el tiempo necesario para dedicarme a postear, pero agradezco enormemente a los que están y se quedan.

Gracias también a los que dos días atrás me felicitaron por mi cumpleaños, me hace ilusión que todo sea tan juntito porque me recuerdo porqué inicié y cundo deseaba compartir una parte de mí, lo que escribo, pienso, lo que vivo, lo que pasa por esta mente.

 

rawpixel-574837-unsplash.jpg

En estos cuatro años han pasado por este blog

34,220 curiosos,

una locura para mí, siempre pensé que quedaría sola por estos lares, y quizá no estoy tan sola.

GRACIAS POR TANTO

Gracias por dejar

huellas en mí,

por cubrirme mientras

puedes,

por dejarme que los mire,

por abrazarme con cada

gesto.

Gracias por dejarme en sus vidas,

por quedarse en la mía,

gracias por tanto.

Gracias por este

cuarto año lleno de todos.

 

photo-1514854500986-9638053f8d6e

Feliz cumpleaños, Emociones del día 

 

 

Ustedes son lo mejor que me ha pasado, los aprecio mucho, queridos míos.

Conóceme un poco. - Annette C.M, Diaria - Annette C.M, PoemasyFrases

Atesorar pase lo que pase

He perdido a lo largo de la vida a gente por mis convicciones, ideales, moral, valores religiosos o como quieran ser llamado.

Pero también hay gente me ama tal cual y respeta todo eso.

Hoy me duele el corazón de todas las personas que he apreciado y se han ido.

Hoy me pesa el ser de saber que sigo depositando lo que puedo de mí y no hay más caso…

Y hoy he comprendido que estoy llena de cicatrices, pero quiero seguir conociéndome y conociendo gente. Sigue leyendo “Atesorar pase lo que pase”

Conóceme un poco. - Annette C.M, PoemasyFrases, Sin categoría

Los buenos momentos jamás serán efímeros

Van siendo buenos meses.

Quizá el recuerdo más próximo sea de episodios tristes con gente que me da mucha pena recordar, pero estos días mi agenda se ha llenado de “días que deseo atesorar” y aunque duren poco o duren solo esta temporada no querré olvidar…

Pase lo que pase. Sigue leyendo “Los buenos momentos jamás serán efímeros”

Diaria - Annette C.M

Una de las tantas veces que callé

#wattpad #de-todo Venga editor! Venga editora! Tenemos imágenes calentitas para sus portadas! Están bien baratas!!! A tan solo una estrellita! Si!! así como lo lee! Aproveche esta Oferta! Cover by: @DonutxLove

Cuando tenía ocho años, en la escuela me molestaban por mi peso, tenía una compañera que muchas veces me arrastró por el suelo seguido de las palabras “marrana”
Recuerdo verme en el piso llorando, así como también recuerdo el alivio que sentí cuando esa chica se fue de la escuela.
De chica mil veces prefería no decir nada, cerrar los ojos,respirar y aguantar que todo pase. Sigue leyendo “Una de las tantas veces que callé”

Diaria - Annette C.M

No dejes de columpiarte

La única forma de columpiarnos es moviéndonos, estando activos y esforzándonos para que se pueda mover más fuerte, y cada que empujamos más fuerte, la adrenalina sube más, somos más felices y a veces sentimos volar. Sigue leyendo “No dejes de columpiarte”